Cartografias Mojadas.: Recorriendo. + Documentando. + Analizando. la. Ciudad.

Nos gustaría comenzar con un ejemplo de lluvia – post- it. Esta toma lugar en la Pontificia Universidad Javeriana en Bogotá, Colombia.

Frente a la biblioteca, se encuentran unas escaleras, que durante un chubasco, se convierten en unas cataratas. Es interesante ver como la arquitectura se presta para usos que nunca se contemplaron. Este fenómeno, modifica las dinámicas de los transeúntes javerianos, ya que se ven forzados a tomar nuevas rutas, establecer nuevas relaciones entre ellos mismos y el espacio. A continuación un video de la metamorfosis de unas escaleras comunes y corrientes, mutadas o post-it -teadas , en una ventana temporal climática.

Ahora empezaremos nuestra travesía por la ciudad de Bogotá en busca de la lluvia, algo curioso que surgió en los inicios del proyecto fue la ausencia de lluvia en la ciudad, bueno esto no es del todo cierto, ya que en Bogotá llueve todos los días, nuestro problema era que no encontrábamos el aguacero, pero eso se resolvió rápidamente a causa de un cambio climático que nos vistió de agua celestial.

Por lo pronto, por medio de unos videos, mostraremos nuestra cacería y los análisis que se hicieron en torno a la ciudad antes , durante y despues del aguacero.

 

A lo largo de nuestra primera cacería, la consigna fue recorrer Bogotá a la deriva, una deriva planteada por “la nube negra”. Nuestra misión: perseguirla y tratar de registrar lo que en torno a ella podría suceder:

A la persecución de una nube negra en alguna parte de Bogotá, la ciudad:

100_0524b.jpg

100_0561b.jpg

Iniciando así la persecución de las nubes negras bogotanas (ofrecemos todo tipo de disculpas por las debilidades auditivas):

De esta manera logramos registrar diversos “recorridos por las nubes” a la espera del agua…

“Sobre nubes y puentes”:

            

A lo largo de este primer recorrido, nos detuvimos en algunos lugares que contaban con esta nube negra en lo alto con el ánimo de registrar las dinámicas y reacciones que podrían surgir al caer al agua, pero el agua…no caía…

Y es así como finalmente, tras todo un primer día de recorrido a la deriva en donde el andar ha sido condicionado por el movimiento de una nube (tarea nada sencilla), se convierte no solo en una nueva forma de leer y explorar la ciudad sino en una latente condición de situacionismo y nomadismo, desembocando así en uno de los primeros descubrimientos de Los Cazaguaceros:

       

Para nuestro segundo recorrido, continuamos con este recorrido a la deriva de persecución de la nube y sin darnos cuenta, ya habíamos atravesado más de la mitad de la ciudad bajo la nube negra y nada de lluvia…

                      

Final y repentinamente, los Cazaguaceros nos encontrábamos bajo lo que empezó como una tenue llovizna y posteriormente se convirtió en un considerable chubasco.

En el video podemos observar cómo la lluvia altera por completo las labores cotidianas obligando a las personas a recurrir a aleros o a techos improvisados que proveen ellos mismos o la ciudad, aprovechándose de puentes, muros con un alero de tal vez 10 cm de longitud; bolsas plásticas; cartones; cuadernos; capuchas/capotas; etc. Lo curioso es ver cómo la ciudad se convierte en un techo gigante y es en ese punto donde la arquitectura urbana cobra vida, tanto, que surge la arquitectura efímera, donde vive por un periodo igual al del fenómeno climático.

En medio de nuestra cacería, descubrimos cosas bastante curiosas durante este fenómeno. Por ejemplo, las posturas que adoptan las personas al estar bajo la lluvia, ya sea disfrutando, huyendo o refugiándose de ella, es decir, la lluvia al igual que la luna en ciertas especies causa transformaciones actitudinales (posturas, comportamientos, etc), lo cual resulta bastante curioso para alguien cuyo interés es observar y documentar.

Al mismo tiempo, encontramos el vestido para la lluvia, que vimos siendo usado y portado por los motociclistas, quienes se detuvieron un momento bajo un alero, abrieron la cajuela de la moto y en menos de 2 minutos ya estaban trajeados para la lluvia. Al saber que la lluvia es algo común de Bogotá, encontramos que las personas ya están preparadas para esto, y no necesariamente cargan su paraguas, ellas se valen de cuadernos, bolsas plásticas, chaquetas, cartones, etc.

El refugiarse del aguacero bajo los puentes es un evento rutinario, de hecho, hay quienes en pro de la economía informal, encuentran en estos sitios su lugar de trabajo. Es increíble como la lluvia genera estas dinámicas sociales tan interesantes y de igual manera, conforma un tejido social post it, desarrollando así esta situación ocasional de la aparición de la No Arquitectura en la cual aparecen los “no- lugares” que toman vida cuando en Bogotá llueve:

A lo largo de esta experiencia, evidenciamos la categoría de espectáculo que tiene este fenómeno, es decir, se toma un escenario o telón efímero o temporal, la iluminación se ajusta, hay efectos de sonido y su respectiva banda sonora, hay un vestuario y utileria, hay actores, hay espectadores, y lo mejor de todo es que así acabe el aguacero el show debe continuar. Esto fue curioso, ya que aún después del aguacero, la gente seguía “escampando”, o en su defecto continuaba aferrada a sus sombrillas o a los denimonados “paraguas post- lluvia” mientras empezaba a salir el sol. Tal vez temían a una secuela, o estaban tan metidos en su papel, que quisieron extender la función un poco más.

 Repentinamente, un día los Cazaguaceros no necesitamos más de estos recorridos a la deriva en búsqueda del aguacero. El aguacero nos caía encima, día tras día, donde estuviésemos.

La ciudad parecía en una perpetua apología al agua:

Y esta apología, natural e inevitablemente, empezaba a dejar entrever las deficiencias de la ciudad para amoldarse a estas abruptas propuestas climáticas:

De esta manera, surgían nuevos caminos y ante todo nuevas e inesperadas reacciones frente a lo ocasional de una granizada, tratando pues de ofrecer una contrarespuesta a las debilidades urbanas como unas escaleras que desembocan en una inundación (video anterior)… la pregunta sería: ¿Cómo y por donde seguir?

En el siguiente video algunas opciones, en donde claro es que el equilibrio y el trabajo en  equipo en ocasiones es fundamental:
                  

Sí, claro es que Bogotá no ha sido diseñada contemplando sus tendencias climáticas. Algunos espacios de recorrido, de lugar de paso como lo es un túnel para atravesar una gran avenida, se convierte en un lugar de permanencia, de vivienda ocasional porque…¿cómo salir de él?

Y en términos más urbanos, la ciudad le cede el puesto a los charcos; a la feria del agua bajo los guardabarros de los carros; al comienzo del trancón; a las ocasionales cataratas:

Aunque bueno, naturalmente no podríamos dejar de rescatar esta Bogotá nocturna bajo la lluvia que ofrece esta poética del espacio encabezada por la aparición de incesantes espejos en el piso, unificándose en un continuo reflejo; en una continua prolongación del objeto:

Estas anteriores, son las condiciones que vimos durante nuestras cacerías. Adquirimos bastante información y bastantes dudas y respuestas. Es decir, la manera en que un fenómeno tan cotidiano como la lluvia, a la hora de analizarlo se vuelve tan complejo y rizomático, que se vuelve esquizofrénicamente fascinante.

Paralelamente a las cacerías nos surgió la necesidad de consultar organismos meteorológicos para poder encontrar nuestra presa, y fué de esto que empezamos a gestar una red en la que nos pudieramos informar entre nosotros y con otras personas para perseguir estos aguaceros. Sin embargo, al encontrar que es tan temporal y efímera, tal cual su condición de post-it, no podíamos quedarnos en registros ocasionales y no podíamos cubrir toda la ciudad, es por esto, que creamos la primera comunidad mojada del mundo en internet, donde vía facebook, las personas pueden poner fotos, videos de cómo viven la lluvia en Bogotá, incluso hay extranjeros que nos han colaborado con su lluvia regional. Pero no solo son fotos y videos, también hay un foro de discusión donde se plantean temáticas y la comunidad misma las discute.

Aquí hay un ejemplo de nuestros colaboradores:

Finalmente a través de un proceso de bricolaje por medio del cual recogemos objetos de nuestro imaginario y el colectivo, formamos nuestra vestimenta posti it – CazAguaceros:

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: