Intrevención Final – Video Post it

Los cazaguaceros 

Los Cazaguaceros, somos un grupo de tres diseñadores industriales y dos arquitectos, que nos declaramos unos amantes de Bogotá Mojada.

  

Bajo la visión de Post-it city, salimos a recorrer Bogotá en busca de fenómenos o de acciones que nos generaran una visión en este sentido. Al salir a la ciudad nos dimos cuenta que el clima en la ciudad era un factor determinante, ya que cada vez que andábamos la calle la intempestuosidad y la sorpresa de las condiciones climáticas cambiantes nos hacían evidentes múltiples acciones. En Bogotá uno nunca sabe que ponerse en la mañana cuando se va a salir de la casa, en un intento para poder prever las condiciones, se mira al cielo de la mañana para establecer el outfit que se usará, pero en general, esta predicción es errática, pues usualmente cuando el cielo está azul y sin una sola nube en la mañana, en la tarde o a la mitad del día se viene el chaparrón. 

La ubicación geográfica de la ciudad, que está situada en una sabana a 2600 mtsm, tiene grandes corrientes de vientos que llegan a la ciudad en diversas direcciones y empujan las nubes hacia los cerros los cuales sirven de barrera para que las nubes se choquen contra ellos y vengan las precipitaciones. En esta ciudad hay precipitaciones de agua 182 días de los 360 días del año, y al estar ubicado en una latitud ecuatorial, no se sabe con exactitud el periodo de invierno o de verano.

  

Al caer la lluvia, que generalmente se precipita en dimensiones descomunales, la ciudad y las dinámicas de la misma cambian. Los brillos del suelo surgen, los colores de las fachadas y de las nubes cambian, el recogimiento de las personas y las posturas corporales, también se ven afectadas. Nuestra función como arquitectos y diseñadores es observar las dinámicas urbanas que se desprenden de este evento, dejando como consecuencia un sinnúmero de eventos y de situaciones especiales. 

Estas dinámicas que observamos saliendo a la calle a perseguir el aguacero, nos hicieron evidente que la ciudad no está diseñada en términos de la lluvia, es decir que la movilidad se vuelve un caos, los lugares que generalmente no son habitados o diseñados para ser habitados, son apropiados por las personas cuando llueve. Las dinámicas de las personas cambian cuando llega la lluvia, muchas personas prefieren llegar tarde a lo que tengan que hacer con tal de no verse mojados por esta agua fría.

  

Al observar estas situaciones y meternos a la lluvia a sentir y vivir las dinámicas de la misma, nos dimos cuenta que las personas se vuelven más solidarias y se sienten vulneradas por este estado, de manera que quisimos generar una acción que fuese comunitaria, que le diera la posibilidad a las personas de reunirse debajo de una membrana de poliéster que genera unos ritmos y dinámicas debajo de la lluvia, y posibilita que las personas que no tienen un paraguas (lo cual es el común denominador ya que nuestra idiosincrasia no es predictiva sino reactiva) les permita y de la posibilidad de que estas personas se movilicen. 

Al salir con este dispositivo a la calle brindamos un servicio comunitario, que fue creado con objetos encontrados por la ciudad y que se ensamblaron para crear una solución que está a la mano para un problema de todos los días.

Para  esto construimos un video que recoge el proceso y muestra la intervención final:   

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: